Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 enero 2015

Querido 2015

Había escrito una larga lista de cosas que habían ido mal en este 2014. Muchas cosas para sólo un año. Demasiadas.

Así que las borré. Cogí una hoja en blanco (yo y mi manía de seguir escribiendo a mano), y entendí que de eso se trataba. Hoja en blanco. Pasar página. Borrón y cuenta nueva, que dicen.

Así que, queridos lectores, amigos, familia… lo que os voy a decir es bastante sencillo, y nos hemos hartado de escucharlo en series, películas, libros… empezad de cero. Borrad todo lo que ha quedado atrás, porque ¿sabéis qué? ¡No sirve de nada!

Vamos a hacer que este año 2015 sea diferente y no quede marcado ya, nada más entrar por la puerta, por la etiqueta que nos dejó el 2014. Por ese sabor agridulce. Por ese “casi, casi…”, por ese “quiero y no puedo”, o peor aún “quiero, pero no me atrevo…”.

 

Espero que este 2015 te sirva para haber aprendido de tus errores, que, vamos a reconocerlo, han sido unos cuantos.

Espero que dediques más tiempo a la gente que te rodea. Déjate de aquél que pasó de contestarte un mensaje, o aquella amiga que pasa de ti, y hace años que no la ves. Céntrate en los que están, los que están de verdad.

Espero que conozcas personas nuevas, que te aporten, y las acojas.

Espero que dediques tiempo a estas personas nuevas.

Espero que conozcas gente que te rompa el corazón, que te engañe, que te critique… y espero que tengas el valor de echarles de tu vida.

Espero que te cuides, sabiendo que una alimentación correcta, equilibrada y estable, te va a hacer sentir más sana, y mucho más a gusto contigo.

Espero que te permitas de vez en cuando romper esa dieta equilibrada, y hartarte a dulces y pizza.

Espero que la suerte esté de tu lado y encuentres un trabajo, un trabajo que, aunque no te hará ser millonario, te hará sentirte productivo.

Espero que, si tienes trabajo, lo merezcas, lo sientas tuyo, y lo valores.

Espero que hagas deporte, no para parecerte a ese personaje de la portada, sino para sentirte fuerte, sano, y vivo.

Espero que, si estás enamorado, te haga perder la cabeza y la razón, y lo cuides cada día.

Espero que te enamores, pero de manera loca, que te haga perder la cabeza, y volver a sentirte en la piel de esa joven de 15 años.

Espero que puedas decir perdón y sentir que tu orgullo no cae en ello.

Espero que te perdonen, que dejen atrás todo lo que has errado, y te den una nueva oportunidad.

Espero que perdones.

Espero que, cada día, dediques al menos una hora para hacer algo que te guste, para pasar más tiempo contigo mismo.

Espero que leas, sin parar, un libro tras otro.

Espero que tengas las mejores e intensas relaciones íntimas y sexuales, y entiendas que el sexo es una cuestión de cabeza, no de centímetros.

Espero que cuides a tus mayores, que les llames y escribas cada día.

Espero que este año, si algún ser querido se queda en el camino, entiendas que esto forma parte de la vida, lo aceptes, valores lo positivo que te aportó esa persona, y le dejes marchar, sabiendo que siempre formará parte de ti.

Espero que escuches música, que te haga levantar el culo de la silla y saltar, y gritar.

Espero que escuches esas canciones que te rompen el alma, e incluso te hacen llorar.

Espero que entiendas que llorar y reír, es igual de importante para nuestro cerebro, y des cabida a los dos.

Espero que juzgues menos, y te pongas en los zapatos de la otra persona.

Espero que colabores a que la tolerancia y el respeto invadan tu alrededor, tu parcela.

Espero que sonrías más.

Espero que sonrías a las personas que te rodean.

Sonríe a la gente de tu trabajo.

Sonríe a la gente con la que cruzas una mirada en la calle.

Espero que digas “por favor”, “gracias” y “disculpa”. Siempre.

Espero que no tengas miedo a ser quien eres, y que aceptes que no hay nada malo en ello.

Espero que te mires en el espejo, te sonrías, y te aceptes.

Espero que tengas detalles con la gente que te rodea.

Espero que cuando veas a una chica con un falda corta, entiendas que detrás de esa imagen hay una mujer que se siente cómoda en su piel, y no hay nada malo en ello. No está provocando.

Espero que cuando veas a dos hombres besarse, entiendas que tienen el mismo derecho que cualquier otro ser vivo en el mundo. No están provocando.

Espero que cuando veas a una persona de un color distinto al tuyo, entiendas que es una cuestión de cultura y globalidad, no un riesgo a ser robado o agredido.

Espero que valores las pequeñas cosas que te rodean.

Ese café de la mañana.

Esa canción en la ducha.

Ese mensaje de buenas noches.

Ese semáforo que te ayuda poniéndose en verde justo cuando tienes que pasar.

Esa lectura que cae en tus manos por casualidad.

Espero que sea el año en que por fin dejes de fumar, y valores lo importante que son tus pulmones para ti.

Espero que si bebes alcohol, sea para celebrar algo importante, y no para pasar tu día a día.

Espero que no te pongas tantos pronósticos y planes, y aprendas a fluir más.

Espero que tengas un buen año, que te ocurran cosas buenas, que vendrán, y malas, que no podremos evitar. Y aún así, tu balanza sea positiva.

Deseo que seas feliz. Deseo que rías y sonrías. Deseo que ames y seas amado. A rabiar.

¡Feliz 2015!

Ahora coge un trozo de papel, pequeño, grande, mediano… del tamaño que quieras. Coge un bolígrafo, y escribe en ese papel todas las palabras en negrita de este texto.  Agarra ese papel, y colócalo donde puedas verlo, o llevarlo contigo. Y recuérdalo. Porque es así de sencillo. Son esas cosas las que te van a hacer feliz.

 

De nuevo, feliz 2015.

 

Anuncios

Read Full Post »