Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 febrero 2012

Primavera valenciana

Me siento a escribir este artículo y pienso que realmente es mejor empezar por el principio, no vaya a ser que el problema sea mío, que soy medio tonto, y no entiendo nada de lo que estoy viendo en internet (que, por cierto, es mucho más fiable que las noticias de la televisión).

Primero de todo, repaso mis apuntes de Derecho Humano, y repaso aquellos puntos donde se hablaba de los derechos de una persona, recogidos, básicamente, en estos: Derecho a una vida, a la libertad de expresión, a la protección durante los conflictos armados, a la libertad de pensamiento, a la protección contra el descuido o trato negligente, a la información adecuada…

Y aquí ya me tengo que parar.

¿Qué está ocurriendo en Valencia? ¿Acaso el derecho a opinar y a la libertad de pensamiento no es eso, un derecho? Quizá entonces mi problema lo tengo en el concepto de “derecho”. Lo busco, y encuentro esto: “Facultad de hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en nuestro favor”.

Según, entonces, estos derechos, deberíamos tener libertad de expresar que no estamos de acuerdo ante algo o alguien ¿no? Pero es que, además, uno de los derechos fundamentales del ser humano es el derecho a la protección durante un conflicto armado. Aquí ya la cosa se pone aún más hilarante ¿Qué ocurre entonces cuando aquellos que nos tienen que proteger y velar por nosotros son los únicos que están armados, y, además, son los únicos que utilizan las armas?

Entonces, realizando un reciclaje conceptual, hablo con el que fue en su día el rector de mi universidad, y hablamos sobre los derechos de los estudiantes, siendo estos algunos de los más importantes y funcionales: Derecho a ser reconocidos, derecho a solicitar reconocimiento de estudios, derecho de intercambio, derecho a una orientación e información de calidad, derecho a ser evaluados de una manera justa y legal, derecho a los servicios de los que el centro dispone, derecho a una ubicación y centro de enseñanza digno, donde se puedan realizar sin ningún problema las funciones educativas, unas instalaciones adecuadas, etc.

Es entonces cuando le pregunto “¿Qué ocurre cuando estos derechos no se reciben?”, él, sin ninguna duda responde: “Cuando un colectivo no recibe aquello que se le ha prometido, o está trabajando bajo situaciones poco éticas o, como es el caso de Valencia, bajo una enseñanza de poca calidad debido a los recortes, tiene todo el derecho de salir a la calle a manifestarlo”.

Vamos, que no sólo se está faltando al respeto a un grupo de (valientes) estudiantes, sino que, en general, se está faltando al respeto a los derechos del ser humano, privándole no sólo de una enseñanza de calidad y digna, si no del derecho de expresión, a la libertad de pensamiento…

Muchos intentan tirar balones fuera, y culpar al Gobierno de todo lo que está ocurriendo. El Gobierno tiene toda la culpa, de eso no me cabe ninguna duda, pero ¿esos policías no la tienen? ¿Se van a ir tal y como han venido?

Afortunadamente localizo a un amigo mío, policía, y hablamos un poco sobre lo que está ocurriendo, le pregunto exactamente si la policía debe obrar así bajo esas situaciones, o si están escritos en algún lugar esos comportamientos como “funciones del policía”.

–          De ninguna manera, parece que nos hemos olvidado que la policía está al orden del pueblo, ahora parece que sólo está al orden del Poder, y así van las cosas…

–          ¿Se supone que tienen que actuar de esa manera ante un escándalo?

–          Es que eso no puede ser considerado escándalo. Es cierto que ante cualquier manifestación o reunión, la policía debe estar presente, pero su función es la de controlar que no haya ningún altercado, no cerrar las bocas de la gente que quiere quejarse.

Hablamos entonces sobre las funciones del cuerpo de seguridad del Estado, y recogiendo las principales y más importantes, resaltamos:

–  Vigilar y custodiar los edificios e instalaciones municipales.

–  Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el núcleo urbano.

–  Instruir atestados por accidentes de circulación.

–  Prestación de auxilio en los casos de accidente, catástrofe o calamidad

pública.

–  Efectuar diligencias (penales) de prevención.

–  Efectuar cuantas actuaciones tiendan a evitar la comisión delictiva.

–  Vigilar los espacios públicos.

–  Cooperar en la resolución de los conflictos privados, cuando sean requeridos para ello.

–          Ejercer la función con absoluto respeto a la constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

–          Actuar con dignidad e integridad.

–          Impedir cualquier práctica abusiva.

–          Solamente utilizar las armas cuando la situación pueda traer un riesgo a su propia vida o a la de otros inocentes.

–          Responsabilidad

Así que nos encontramos que los cuerpos de seguridad de nuestro Estado no sólo cohíben nuestros derechos y libertades, sino que, además, realizan mal su función, pasándose por alto los principios y funciones que su “cuidada” carrera les debería obligar a cumplir.

Se han hartado de golpear a mayores de edad, menores de edad, mujeres, niñas, hombres, niños… y les da absolutamente igual ¿Por qué? ¡Porque están entrenados para ello!

A la orden de “Ataca”, son capaces atacar sin razonar ante quién. Son personas desvinculadas y totalmente alejadas de su vertiente humana, emocional. Parte de ello es el entreno, parte de ello es que ya buscan a personas con esa predisposición natural.

Mientras tanto, las respuestas y comentarios por parte del partido político no se hacen esperar. Gallardón, por su parte, dice que la respuesta y la manera de actuar de la policía fue “legítima” y “obligada”, ya que los agentes fueron “violentamente agredidos”. Entonces pienso ¿este hombre se cree que no hemos visto los videos? ¿Hay alguien en España que aún no haya visto el video de dos chicas que, simplemente están de pie, mientras aparece un –brutal- policía y las empuja (estampa) contra un coche?

Rajoy, como no, es consciente de que debe realizar alguna declaración, explicarse, comprender, defender, o atacar… pero debe decir algo. Su comentario, como siempre, fuera de tiesto: “No podemos dar una imagen que no es la de nuestro país”.

¿No es la de nuestro país? Policías que abusan del poder, gente que sale en masa a la calle a reivindicar sus derechos, y que, desgraciadamente, no serán escuchados, agentes de seguridad (¡qué irónico!) que no dudan en levantar y bajar la porra ante mujeres, hombres, mayores, pequeños… Partidos políticos que se preocupan más de hacer crecer su ya de por sí gran cartera, que hacernos crecer en las listas de países con mejores recursos, o mejor calidad educativa. Partidos políticos que se empeñan en castigar lo que es diferente, sea sexual, racial o cultural.

Esa es la imagen que estamos dando, sencillamente, porque así es España.

Y, como respuesta a aquellas personas que dicen que no es para tanto, o para frenar los intentos del Partido Popular bajo el lema “es que ellos provocaban”, aquí os dejo unos videos que gracias a compañeros, y anónimos, hemos podido recoger a través de YouTube.

Los videos no son agradables, algunos muestran la parte más negativa de un hombre, que se supone que está ahí para defendernos.

Pero no podemos dejar que nos manipulen, que nos engañen.

Gracias a todos los amigos que están ahí, luchando por los derechos, gracias por las llamadas para dar señales de vida, gracias por el apoyo a otros tantos inocentes que han caído en manos de esos ancestros del hombre vestido de policía.

Desde aquí, de corazón, todo nuestro apoyo y más sincero abrazo.

¡Estamos con vosotros!

http://www.youtube.com/watch?v=pOxMS85tLpY&feature=share

http://www.youtube.com/watch?v=Y3UoqXUkzOo&feature=share

http://www.youtube.com/watch?v=YLKU2KA38vY&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=uKzOs__DumA&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=wTm3QB0eKvo&feature=related

Read Full Post »