Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 enero 2011

(pre)Juicios.

Una pareja de jóvenes, con varios años de casados, no habían tenido hijos. Para no sentirse tan solos decidieron comprar un cachorro de pastor alemán y lo criaron como si fuera su propio hijo.

El cachorro creció hasta convertirse en un enorme y hermoso animal de esa noble raza. El perro salvó en más de una ocasión a la pareja de ser atacada por ladrones. Siempre fue muy apegado, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro. Sin embargo, después de siete años la pareja logró tener el hijo tan deseado.

Ellos estaban muy contentos con su nuevo hijo y desde luego disminuyeron las atenciones que tenían con el perro. Este, al parecer, comenzó a manifestar celos del niño y sus dueños veían que ya no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años.

Un día la pareja dejó al bebé dentro de la casa, durmiendo plácidamente en su cuna, y salieron a la terraza de su finca para disfrutar allí de la cena. Cuál no sería su sorpresa cuando al rato vieron al perro salir del cuarto del bebé con la boca ensangrentada y moviendo la cola. Como es obvio, el dueño del perro pensó en lo peor y, sin pensarlo dos veces, agarró un arma que tenía cerca matando al perro de un certero disparo. Entretanto, la madre angustiada corría hacia el cuarto del bebé donde para su sorpresa encontró una gran serpiente degollada al lado de la cuna.

 

Read Full Post »

Ni agua.

Tu novio te ha puesto los cuernos. Lo sabes. Es la primera vez que lo hace. Él promete que nunca más lo volverá a hacer. Ha sido un error. Él tenía dudas. Ella dos copas de más. Y una cosa llevó a la otra.

Tú decides perdonarle. Todo el mundo puede cometer un error. Es la primera, y la última. Así pues, aquí paz, y después gloria; literalmente, Gloria es la siguiente con la que te pone los cuernos. Te dice otra vez el mismo cuento de las dudas, los miedos, los agobios… y finalmente decides que, si tanto agobio, miedo, y duda tiene, que los comparta con medio mundo, pero desde luego, no contigo.

La historia se acaba tal  y como ha empezado. Con mentiras, rencor y dolor. Pero ha acabado.

A Lucía su marido, una noche de cerveza y fútbol, le parte la cara. Le echa la culpa a la cerveza y al Real Madrid, panda de vagos y chulos. Mientras Lucía piensa “Aquí el único vago y chulo que hay eres tú”. Aún así, perdona.

La segunda paliza llega 3 semanas después, por un problema con el coche, el motor, o algo así… Lucía no lo recuerda exactamente.

La tercera recae sobre ella, y uno de los tantos empujones sobre su hijo. Ésta es la última. Esa misma tarde, mientras su marido duerme la mona, ella hace las maletas, coge al pequeño, y se va de casa.
Tres horas después está en casa de sus padres, segura. Dos semanas después, la demanda de divorcio está en casa de él, firmada.

El ser humano es capaz de perdonar traiciones, engaños, mentiras, heridas… pero siempre, siempre, tiene un mecanismo de defensa situado en el cerebro que se activa cuando tu cuerpo cree que ha perdonado o sufrido demasiado. Supervivencia pura.

Ese “clic” que muchas veces hemos sentido cuando hemos perdonado muchas veces, y  de golpe algo nos dice “Se acabó, no perdono más”, es nuestro propio cuerpo avisándonos de las heridas.

Así pues, en el caso de perdonar, y perdonar, y perdonar, y perdonar… y no tener fin ¿se supone que no tenemos cerebro? Obviamente cerebro tenemos, pero seguramente hueco. Podríamos estar hablando, perfectamente, de nuestro Estado. Tocado y hundido.

Euskadi Ta Askatasuna, o lo que es lo mismo “Liberación para el pueblo vasco”, más conocido por las siglas “ETA”, es una banda terrorista organizada autodeclarada independentista, nacionalista vasca y marxista-leninista, que invoca la lucha armada como método para obtener sus objetivos fundamentales, prioritariamente la independencia de lo que el nacionalismo vasco denomina Euskal Herria de los estados de España y Francia. Para ello utiliza el asesinato, secuestro y extorsión económica.

No voy a entrar ahora en temas económico-políticos, primero porque parto del punto de vista que todos en este blog tenemos una imagen real de la situación con ETA, y segundo porque meterme en esto sería irme de la idea que ha originado escribir este texto.

Hace tiempo prometieron un alto el fuego, con palabras como “arrepentimiento”, “injusticia”, “perdón”, “página en blanco”… y creímos en ellos. Cuando, detrás de esas palabras, lo único que hacían era reorganizarse. Los teníamos pillados de los huevos, y creímos en ellos. Ellos crecieron, y se llevaron más vidas por delante.

Ahora, una vez más, vuelven a pedir un alto el fuego.

Mi pregunta es ¿alto el fuego entre quién y quién? Si los únicos que habéis usado el fuego habéis sido vosotros.

Ahora, lo peor de todo, es que el Gobierno y el Estado español se plantean este alto el fuego. Y yo no lo entiendo. Y me consuela ver que tanto en internet como en el parlamento muchos nos hemos llevado las manos a la cabeza.

Si aceptamos este alto el fuego, les estamos dando la razón. Ha ganado la rabia, el juego sucio, el fuego, la pistola, el terror, el asesinato…

Están perdiendo las víctimas, los familiares, los amenazados, los extorsionados…

Desde luego esta decisión no depende de mí, depende de las personas que se supone que están al cargo de España porque están preparados para ello. Lo pongo en duda.

Pero si me escucharan, si dependiera de mí decir algo, lo tendría claro:

A ETA ni agua.

Texto breve y corto, pero no creo necesario alargarlo más para dejar plasmado mi espanto, y mi opinión.

Read Full Post »