Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 marzo 2010

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante.
Durante la función, la enorme bestia hacia despliegue de su tamaño, peso y fuerza descomunal… pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas clavada a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era solo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.

El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces? ¿Por qué no huye? Cuando tenía 5 o 6 años yo todavía creía en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado.

Hice entonces la pregunta obvia: -Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo me olvide del misterio del elefante y la estaca… y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.
Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta: El elefante del circo no se escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde muy, muy pequeño. Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró, sudó, tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él. Juraría que se durmió agotado, y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía…
Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no se escapa porque cree -pobre- que NO PUEDE.

Él tiene registrado el recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer. Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…

Read Full Post »

Mamá y Papá estaban mirando la televisión cuando Mamá dijo: “Estoy cansada, es tarde, me voy a la cama”. Fue a la cocina a preparar los bocadillos para el día siguiente. Puso en remojo los recipientes de las palomitas, sacó la carne del congelador para la cena del día siguiente, comprobó si quedaban cereales para la mañana siguiente, llenó el azucarero, puso las cucharillas y los cuencos del desayuno en la mesa y dejó preparada la cafetera. Puso la ropa húmeda en la secadora y la sucia en la lavadora, planchó una camisa y cosió un botón, recogió los juguetes, puso a cargar el teléfono y guardó la guía telefónica. Regó las plantas, ató la bolsa de basura y tendió una toalla. Bostezó, se desperezó y se fue al dormitorio.

Se paró un momento para escribir una nota a la maestra, contó el dinero para la excursión y cogió un libro que estaba debajo de la silla. Firmó una felicitación para un amigo y escribió la dirección en el sobre, escribió una nota para el charcutero y colocó todo junto a su bolso.

Mamá a continuación se lavó la cara con las toallitas, se puso crema anti-arrugas, se lavó los dientes y las uñas. Papá gritó: “Pensaba que te ibas a la cama”. “Estoy yendo”, dijo ella. Puso un poco de agua en el bebedero del perro y sacó el gato al balcón, cerró la puerta con llave y apagó la luz de la entrada. Dió una ojeada a los niños, les apagó las luces y la televisión, recogió una camiseta, tiró los calcetines a la cesta de la ropa y habló con uno de ellos que estaba todavía haciendo los deberes. En su habitación puso el despertador.

Preparó la ropa para el día siguiente, ordenó mínimamente el zapatero. Añadió tres cosas a las seis de la lista de las cosas urgentes y visualizó el alcanzar de sus propios objetivos. En ese momento, Papá apagó la televisión y anunció: “Me voy a la cama”. Y lo hizo, sin otros pensamientos.

Modo irónico ON.
¿Nada extraordinario? ¿Os preguntáis por qué las mujeres viven más tiempo? Porque están hechas para los largos recorridos (y no se pueden morir antes, tienen demasiadas cosas que hacer…).
Modo irónico OFF.


Read Full Post »

Superar una ruptura

Hoy no iba a hablar sobre este tema, pero prometí a una persona muy especial en mi vida hacerlo, y dedicarlo. Así que aquí está. Espero que os ayude.

Cuando la persona que se siente abandonada interpreta la ruptura como una muestra de rechazo brusco y cruel por parte del miembro de la pareja que ha decidido dejarle, puede vivir esta situación con intenso dolor. Las personas rechazadas suelen pasar por un periodo de duelo con numerosos síntomas depresivos: falta de ilusión por los temas cotidianos, tristeza, melancolía, insomnio, inapetencia, pensamientos negativos y recurrentes. Pueden sentir que el mundo se les viene encima.

Este tormento provoca la añoranza de otros tiempos en los que la vida era más fácil, y en algunos casos se tiende a pensar que el compañero regresará algún día, incluso años después de vivir en solitario. También se piensa que si la otra persona no regresa, nadie podrá llenar el vacío y ya nunca podrá encontrarse el amor.

¿Cómo superar un abandono? La aceptación

¿Cómo se puede superar el dolor? ¿Cómo aprender a vivir de nuevo? ¿Cómo empezar a ver el estado de soltero como una nueva y divertida oportunidad, en vez de un castigo? ¿Cómo dejar de sentir que se es incapaz de ser amado y querido, y que el destino sólo depara una vida de soledad, tristeza y mala suerte?

El primer paso hacia un futuro nuevo y positivo pasa por aceptar definitivamente que la persona amada se ha ido y ya no volverá. Esto significa enfrentarse a la pena y nos permitirá llorar por la pérdida de sueños y esperanzas.

Lo más importante que debe recordar en este punto es que lo superará. Al principio parece imposible, pero toda persona puede reponerse de una situación como ésta.

Es muy importante apoyarse en sus amigos y hablar sobre su antigua pareja hasta que no le quede nada por decir. Sabrá que se está recuperando cuando se dé cuenta de que usted mismo está aburrido del tema. Hablar es una de las claves para sentirse mejor. Cuando hablamos sobre nuestro dolor, éste cesa gradualmente de tener poder sobre nosotros y poco a poco nos recuperamos.

Aprendiendo a superar el abandono.

Después de la aceptación llega el proceso de aprendizaje, que le dirigirá hacia una vida nueva y mejor. Aquí tiene cinco puntos para ayudarle. Cada punto empieza con una letra de la palabra PIANO (que además de ser un instrumento, significa suave); así es fácil de recordar.

  • P de pasado: haga una lista de todas las cosas que no le gustaban de su antiguo compañero. Puede empezar siendo pequeña, pero si la cuelga de manera que la vea cada día, le sorprenderá ver cómo crece. Escríbalo todo y empiece a darse cuenta de que quizá, después de todo, la relación rota no era tan maravillosa. Todo ello pertenece al pasado, y usted vive ahora, y para el futuro.
  • I de ilusión:tenga esperanza e ilusión en el futuro. Cuando una relación finaliza, tendemos a pensar que nunca nos volverán a amar. Evidentemente es una tontería. La realidad es que hay muchas posibilidades de volver a ser amado, aunque no por la antigua pareja, lógicamente: nunca volverá a compartir lo que tenía en esa relación, pero puede tener otros sentimientos igual de importantes con otra persona.
  • A de apreciación: apreciación por usted mismo. Necesita mirarse al espejo y fijarse en lo mejor de usted y felicitarse por ello. Hágalo frecuentemente. Otra tarea útil es escribir una lista de aspectos que le gusten de usted. Puede llevar algún tiempo hacerlo, pero es un ejercicio que recompensa. Cuando nos abandonan tendemos a echarnos la culpa a nosotros mismos. Nos sentimos culpables de no haber sido más divertidos, o mejores en las relaciones sexuales. No se centre en pensamientos destructivos y, sólo para cambiar, permítase sentir su propia bondad. Recuerde los momentos en que ha ayudado a alguien, o ha sido amable con un extraño, o se ha tomado alguna molestia por un vecino. Aprenda a aceptar y valorar su propia amabilidad, belleza y talento, porque esto le ayudará a curar la herida.
  • N de nueva vida: desgraciadamente, cuando se ha sido la mitad de una pareja durante un tiempo, muchos de los amigos lo serán también de su antiguo compañero; esto puede generarle problemas de relación con ellos. Incluso si tiene muchos amigos, es un momento en el que puede plantearse un nuevo círculo de compañeros de ambos sexos. Puede empezar a realizar actividades sociales, de tipo deportivo, cultural, que le permitan ensanchar las posibilidades de conocer gente y de desarrollar aficiones.
  • O de olvido: es una de las letras más importante de estas siglas. Corresponde a olvidar completamente a su antigua pareja y no volver a practicar el sexo con él/ella. A menudo, cuando ya han estado separados unos meses, su antiguo compañero puede llegar a la conclusión repentina de que no todo es tan bonito fuera de la relación. O quizá piensa que usted está poniendo su vida en orden y siente celos de que ahora pueda encontrar a otra persona. Quizá sólo le apetezca un abrazo rápido en recuerdo de los viejos tiempos.

El problema es que el sexo y la intimidad pueden hacer que se sienta amado y querido temporalmente, pero le dejarán con más tristeza y confusión después. No lo haga. Si la otra persona le ruega que vuelva para intentarlo de nuevo, puede tomar una decisión más adelante sobre si quiere o no, pero nunca llegue al sexo antes. De todos modos, es probable que con todo el sufrimiento que ha pasado y el esfuerzo realizado para rehacerse, su ex-compañero sea la última persona con quien quiera estar.

¿Y si el dolor es excesivo o muy duradero?

Si el dolor que sufre, o los síntomas depresivos que manifiesta son muy fuertes, no ve salida por sus propios esfuerzos y su vida se está viendo seriamente afectada, es necesario que recurra a un profesional de la psicología. No es algo extraordinario. La ruptura de la pareja puede causar en uno de los miembros una situación paralizante y dolorosa excesiva, para la cual existen diferentes terapias psicológicas.

Read Full Post »

Hoy pensaba hablar sobre el optimismo, sobre la necesidad de ser fuertes, de levantarnos, de caernos y volver a levantarnos…

Pero creo que poniendo hoy este video, no es necesario que diga nada más. Espero que os guste. Espero que lo apliqueis, espero que tireis adelante con lo que podais.

Una lección de vida así, no necesita introducción, comentario ni conclusión.

Un saludo afectuoso a todos.

Read Full Post »

Si alguien se decidiera a hacer un estudio arqueológico en el territorio sentimental de Valeria probablemente encontrara la huella que dejó su padre, la forma en que vestía, la música que escuchaba, los libros que leía, las actitudes que adoptaba e incluso sus patillas, aquel estilo que estuvo tan de moda en la niñez de Valeria.

[..]

En cuanto al mapa del amor de Romano, sabemos que incluía estas características: mujeres asertivas, altas, inteligentes, irónicas, de cabello y piernas largas, manos lunares, bocas carnosas y gestos amplios, con una marcada debilidad por las narices muy rectas pero no pequeñas. El mismo tipo que se repetía en Valeria y en Sonia, y que se remontaba sin ninguna duda a Sabina.

De forma que en aquella fiesta, cuando Romano y Valeria chocaron como dos estrellas que colisionan en el espacio, cada uno activó la programación mental del otro, provocando una especia de shock químico en sus respectivos circuitos neuronales.

Las mujeres emiten feromonas al ovular, como cualesquiera otras hembras mamíferas, hormonas que se transmiten a través del sudor y que los hombres pueden percibir aunque no sean conscientes de ello. Por su parte, a partir de las feromonas transmitidas en el sudor masculino, las mujeres detectan, también de forma totalmente inconsciente, el complejo de histocompatibilidad mayor (CHM) del sistema inmune, y sienten mayor atracción por los varones con un CHM diferente al propio. Resumiendo, cuando una mujer está ovulando resulta más atractiva para los hombres. Pero además, la pituitaria de esa mujer es más receptiva y a partir de la secreción del sudor de los varones es capaz de detectar información transmitida en las feromonas del hombre, de manera que, sin saberlo, se sentirá inmediatamente atraída por un sujeto genéticamente compatible.

Aquella noche Valeria había bailado durante una buena media hora en la pista del pub y por lo tanto sudaba copiosamente y segregaba feromonas a ritmo de cadena industrial. Hemos de suponer que estaba ovulando aunque no tengamos constancia fehaciente de este hecho, dado que el ciclo menstrual de Valeria es tan caótico como su propia personalidad. Romano también sudaba, y rápidamente Valeria detectó, aún si saberlo, un CHM compatible. Estos hechos, unidos a la coincidencia de sus respectivos mapas del amor, desataron una tormenta química que les forzó a fundirse en un beso.

La saliva masculina transporta testosterona, un afrodisiaco natural. El nivel de testosterona de Romano podría ser más alto de lo normal, un hecho deducido a partir de factores como el tamaño de su pene y de sus manos, la abundancia de su vello corporal, su altura y una incipiente alopecia casi indetectable, que se manifestará en su plenitud a partir de los treinta, todas ellas características secundarias exclusivamente masculinas e indicios evidentes por tanto de un alto nivel de hormona masculina.

Desde aquel preciso momento los respectivos sistemas nerviosos de nuestros protagonistas se pusieron en marcha y se produjeron sendas descargas de feniletilamina (FEA), un compuesto de la familia de las anfetaminas que desata la pasión. Casi inmediatamente después vinieron las descargas de dopamina, que es el neurotransmisor relacionado con el placer y la recompensa. Las descargas de ambas sustancias provocaron en Romano y Valeria una necesidad incontrolable de sexo, que se resolvió casi inmediatamente.

Tras cada encuentro sexual (y aquella noche y en la mañana siguiente hubo varios) se mezclaba con la oxitocina (la hormona de la confianza y el apego), la serotonina (que genera bienestar), la dopamina y la noradrenalina (que dilatan las pupilas y aceleran la tensión). Esta explica por qué al día siguiente los dos tenían la sensación de conocerse toda la vida, por qué estaban dispuestos a hacerse confidencias que nunca le hubieran hecho a nadie y por qué se sentían tan acelerados y eufóricos a pesar de que casi no habían dormido. Para colmo, la descarga de dopamina inhibió en ambos las labores del córtex frontal, donde reside la racionalidad y el sentido crítico.

A partir de ese momento la cultura popular afirma que nuestros protagonistas se habían enamorado. Algunos podrían objetas que un enfoque cientificista de esta hecho despoja de contenido romántico el asunto, pero lo cierto es que la explicación científica de un tsunami (el fondo marino se desplaza en sentido vertical, el océano es impulsado fuera de su equilibrio normal, bla bla bla) no le resta a la ola gigante ni majestuosidad ni tragedia. Y desde luego, lo que sucedió aquel 15 de octubre no se puede catalogar de otra manera que de fenómeno natural.

En ese sentido, las comedias románticas tenían razón: era el destino, estaban hecho el uno para el otro. Cada cual venía diseñado al otro en su cabeza desde los tres años y para colmo tenían genes compatibles. No pudieron evitarlo. Las tragedias griegas lo advertían: el fondo común de lo trágico siempre estriba en la lucha contra un destino inexorable.

Valeria cree al principio que se había ido a la cama con Romano como se podría haber ido con cualquier otro. No es hasta la mañana siguiente, cuando lo escucha hablar, cuando se da cuenta de que Romano no es cualquier otro.

Read Full Post »

SaludO eso es lo que debe pensar la mayoría de los lectores, ya que entre todos los votos (¡más de cien!) el 36% de ellos ha elegido que la salud es lo que más importa en esta vida (en sus vidas). Detrás le sigue, con un 29%, el trabajo, quizá la crisis ha hecho que nuestra preocupación por el trabajo sea mayor que antes, o como mínimo que lo tengamos más en cuenta.

Seguido por empate (14%) le sigue el amor y la amistad. Cualquier romántico novelista se echaría las manos a la cabeza al ver su inspiración colgada en un tercero y cuarto puesto.

Con un tímido 7% se coloca la opción “Otros”, donde los lectores han elegido factores tales como el sexo, el respeto al medio ambiente o la familia, entre otros.

Y por último se sitúa con un rotundo 0% la economía. Y es que quizá ya empezamos a estar un poco hartos de que nos hablen de la situación económica mundial en la televisión, periódico, radio… a todas horas, cada día. Sabemos que vivimos un tiempo de crisis, señores políticos, seguramente ustedes no lo están notando, pero desde luego nosotros sí. Quizá por eso es necesario dejar de pensar tanto en la crisis, y empezar a dedicar más tiempo al trabajo, al amor, a las amistades o, porque no, al sexo. La crisis seguirá, seguro, pero al menos la afrontaremos con una sonrisa.

🙂

Read Full Post »

El hueco Educativo se une a la moda de las redes sociales. Ahora puedes buscarnos en Facebook para ser el primero en enterarte de las nuevas entradas, encuestas y otras participaciones.

¡Únete a nosotros en Facebook!

Read Full Post »

Older Posts »