Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 septiembre 2016

26d

Llega septiembre. Y como en casi todo, aquí podemos distinguir dos tipos de personas. Los que pasan limpios, y los que tienen que batallar con las temidas recuperaciones.

Se ven por la calle. Y se diferencian rápidamente. Unos, todo sonrisas, con el moreno del ya añorado agosto, relajados, preparados… Otros, con los ojos inundados en cafeína, con las sábanas pegadas en la cara, y el tic-tac del reloj en el corazón.

¿La diferencia? Unos han batallado durante todo el año; otros se han dormido, lo han dejado para mañana, no se han preocupado todo lo que deberían. Y, como todo en la vida, ahora tienen que rendir cuentas. Pasar factura.

 

¿Estás pensando en esos pequeños, y no tan pequeños, que empiezan el curso escolar? ¿En tu hijo? ¿Tu sobrino?  ¿Te han venido a la mente el nombre de asignaturas, apuntes y profesores?

¿Y si te dijera que no me refiero a eso? Me refiero a ti, a mí, a adultos con responsabilidades y con el curso escolar a punto de empezar.

Unos se enfrentan a matemáticas, sociales, tecnología, literatura… Nosotros, los adultos, nos enfrentamos a otra serie de asignaturas.

Fíjate en ellas, échales un ojo, reflexiona, y autoevalúate ¿Has pasado limpio, o debes enfrentarte tú también a las recuperaciones?

 

PARTE TEÓRICA

Primera asignatura: Aprender.

Esta asignatura tiene como objetivo valorar la capacidad de la persona en aprender de sus errores, corregirlos, y seguir adelante. Se basa en una serie de experiencias vividas que nos aportan habilidades para, en un futuro, no volver a caer en la misma piedra.

Para aprobar esta asignatura, se exigirá que la persona sea capaz de reflexionar sobre los errores cometidos, y sacar alguna enseñanza o aprendizaje de ello.


Segunda asignatura:

– Bloque A: Pedir perdón.
– Bloque B: Perdonar.

Es una de las principales asignaturas que la persona deberá superar, para poder pasar de curso.

El bloque A se centra en trabajar aspectos como la modestia, la humildad, y la ausencia de ego. Saber reconocer que se ha equivocado, y mostrarse sin máscaras delante de la persona dañada, aceptar que nos hemos equivocado, y disculparnos.

Esta asignatura, en el bloque B, pretende que la persona examinada sea capaz de relativizar, no dramatizar, y saber dejar el orgullo y el ego (recordar que son motivos de expulsión del curso) para perdonar.

Se penalizará a aquella persona que pronuncie las palabras “Te perdono” sin sentirlas realmente; igual que aquellas personas que digan “No pasa nada”, cuando en su mundo interno están heridas o enfadadas.


Tercera asignatura: Pensar antes de hablar.

Es requisito indispensable para pasar de curso que el alumno obtenga como mínimo un 5 en esta asignatura.

Esta asignatura tiene como objetivo que la persona sea capaz de conectar el cable del corazón al cerebro, en vez del corazón a la boca. Pensar antes de hablar, contar hasta diez, y respirar antes de soltar algo que puede ofender.

En caso de que esto ocurra, serán igualmente aprobadas aquellas personas que hayan aprobado la asignatura “Pedir perdón”.


Cuarta asignatura: Empatía.

Se exigirá a la persona evaluada que conozca el concepto de empatía, sus características, y  ser capaz de ponerlo en práctica en un 76% de las situaciones ocurridas en el día a día.

 

PARTE PRÁCTICA

Primera asignatura: Soltar.

En este apartado se le exigirá a la persona aprobar con un mínimo de 6 el siguiente ejercicio práctico:

  • Ser capaz de reconocerse, y exponerse a sí mismo, aquellos temas, personas, situaciones… que siguen afectándole en su día a día; ya sea en su plano laboral, emocional o cognitivo.
  • Una vez hecho esta parte del trabajo, se le exigirá que sea capaz de relativizarlo, explicándose a sí mismo por qué aquello salió mal, en qué ha fallado uno mismo.
  • Posteriormente, deberá ser capaz de perdonar su parte de error.
  • Cerrar el libro. Dejarlo atrás. Aceptar que la vida va y viene, y que todo tiene un principio y un fin; y todo sigue.
  • Decir adiós, sonreír, y soltar.

 

Segunda asignatura: Valorar.

En esta segunda parte práctica del curso, se espera que el evaluado sea capaz de reflexionar y valorar qué es aquello que realmente importa en la vida; familia, amigos, pareja, los placeres pequeños, los detalles… Esta parte tiene un valor del 40%.

Para superar la asignatura con un 100% de la nota, la persona deberá ser capaz de, una vez localizados los planos realmente importantes, dedicarles más tiempo, sonrisas y abrazos; y menos fotos, estados de redes sociales, y mensajes de texto por móvil.


Tener asignatura: Saber tener miedo.

Para aprobar la última parte práctica del curso, la persona deberá ser capaz de:

  • Aceptar que hay cosas que no hace por miedo.
  • Detectarlas.
  • Saber interpretar qué es aquello que le da miedo exactamente.
  • Hacerlas igualmente.

Serán suspendidas automáticamente todas aquellas personas que, ante una situación de miedo, no sean capaz de reconocérselo a ellos mismo.
Y bien ¿qué opinas?

Una vez ya has conocido el temario del curso por delante ¿qué crees que pasará?

O tengo una idea mejor ¿qué te parece si lo imprimimos, lo guardamos, y al final de curso nos evaluamos?

¡Ánimo, y bienvenidos al curso 2016-2017!

Tomen asiento.

No necesitan papel, ni bolígrafo, ni maleta. Sólo necesitan escucharse a ustedes mismos, y aprender.

Read Full Post »