Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 febrero 2014

El beso

Presionar los labios contra algo o alguien, eso es un beso, o no. Un beso puede ser mucho más.

Puede ser símbolo de amor, respeto, saludo o afecto. Y no debemos creer que somos los únicos que lo usan, pues muchas más especies como aves o mamíferos hacen uso de este gesto para comunicarse, identificarse, o marcar el orden social entre sus congéneres.

Un escritor francés dijo: “El beso es inmortal, viaja de labio en labio, de siglo en siglo, de edad en edad”.

Dicen que dar un beso puede tener efectos beneficiosos para la salud, libera adrenalina, mejora el ritmo del corazón, quema calorías, libera endorfinas, nivela el estrés y causa bienestar, además de aumentar nuestra autoestima, tonificar los músculos faciales, y mejorar las funciones metabólicas.

Pero no todo es hermoso, también existen múltiples enfermedades que se transmiten a través de un beso, como el herpes, o la mononucleosis, puede incluso ser un arma, tal y como afirmaba Oscar Wilde:  “Un beso puede arruinar una vida”.

Precisamente el significado y lo valores que le damos al beso son evolutivos, en las especies animales el alimento premasticado va de la madre, a las crías, y por eso el beso materno nos da sensación de protección.

Al cumplir los 16 años antes de que el sol se ponga se pinchará el dedo con el uso de una rueca, y morirá.

Que haya un rayo de esperanza, y no con la muerte, solo en profundo sueño la fatal profecía se cumplirá, y de ese beso hechicero despertarás, al calor del primer beso de amor.

El beso del príncipe a la Bella Durmiente es precisamente el ejemplo del beso materno, que nos da la comida, es decir, la vida. Pero pese su origen, el beso no siempre refleja esos valores.

Uno de los besos más famosos del mundo es aquel con el cual Judas delató a Jesús de Nazaret. El hecho de que fuera un beso y no otro gesto, tiene mucho significado. Se trata de un gesto de traición que a su vez traiciona al propio acto, es decir, gira radicalmente el gesto positivo a negativo.

Ocurre lo mismo en la mafia, donde un beso en la boca significa el final de quien lo recibe, y besar el pie de alguien significa reconocer su superioridad, ser su siervo, humillarnos.

También significa alegría y victoria al haber conseguido un objetivo, una meta. Como la imagen en blanco y negro del polaco Alfren en la fotografía del marinero que besa a una enfermera en Times Square el día de la victoria de las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Y si lo hacen dos atletas rusas, en la celebración de un podio, como ocurrió a finales del 2013, mezcla en dicho sentimiento el de desafío hacia una fuerza superior que no deja que dos personas del mismo sexo se besen o amen.

Y es que el beso, si queremos, lo significa todo, pues escribió Pablo Neruda: “En un beso sabrás todo lo que he callado“.

– Tienes facilidad para meterte en líos.

– Y tú para salvarme la vida.

– Pasaba por aquí. 

– Eres asombroso.

– Hay gente que no piensa lo mismo.

– Pero sí lo eres.

– Bueno, ya tengo una fan.

– ¿Voy a poder agradecértelo esta vez?

– Espera…

El beso de Mary Jane a Spiderman no significa solo “Gracias por salvarme”, ella representa el reconocimiento de su valor como héroe ante un mundo que lo critica e intenta destruir.

Precisamente por el significado que puede tener el beso en nuestra sociedad, tenemos que ser prudentes y cautos a la hora de usarlo, para que no pierda su valor, sea el que sea el que queremos atribuirle, y nunca, nunca, olvidarnos de ellos, aunque sea difícil.

Dijo el poeta alemán Bertolt Brecht: “El ser humano tiende a recordar los abusos a los que ha sido sometido, no los afectos

Las heridas dejan cicatrices ¿qué te dejan los besos?

Yo quiero pensar que ellos también pueden dejar marcas. Marcas en el alma.

¿Tiene límites aquello que se puede expresar con un beso?

Read Full Post »